1868-2021
Proyecto institucional
7 Set. 2018 16:47

El Instituto Amparo de María es una institución educativa católica, fundada en 1868 por miembros de la Sociedad de San Vicente de Paul de la ciudad de Córdoba. Como escuela católica esta “está llamada a transformarse, ante todo, en lugar privilegiado de formación y promoción integral, mediante la asimilación sistemática y crítica de la cultura, promoviendo en los alumnos, el pleno desarrollo del pensamiento y la libertad, teniendo como referente a Jesucristo, tal como lo expresan nuestros obispos en el documento de Aparecida.



En el marco del aniversario de los 150 años de nuestra escuela, y caminamos hacia los 160 años de la presencia de la Sociedad San Vicente de Paul, queremos volver la mirada a nuestra historia, para atender a nuestro presente como un nuevo desafío de educar desde el compromiso como escuela católica vicentina. En este volver a comprometernos, nos hacemos eco del mensaje de nuestros obispos en Aparecida, quienes expresan que educar es caminar hacia un proyecto de ser humano en el que habite Jesucristo con el poder transformador de su vida nueva, siendo nuestra meta conducir a niños y jóvenes al encuentro con Jesucristo vivo, Hijo del Padre, hermano y amigo, Maestro y Pastor misericordioso, esperanza, camino, verdad y vida, y, desde alli, a la vivencia de la alianza con Dios y con los hombres.

Los Obispos en Aparecida nos invitan a ser conscientes de la importante tarea que tenemos como educadores: “La Escuela católica está llamada a una profunda renovación. Debemos rescatar la identidad católica de nuestros centros educativos por medio de un impulso misionero valiente y audaz, de modo que llegue a ser una opción profética plasmada en una pastoral de la educación participativa”.

Desde esta propuesta de revisión, queremos volver a mirar nuestro Proyecto Educativo Institucional, sabiendo que el mismo es una herramienta para redescubrir nuestra identidad como escuela católica vicentina. Sabemos que estamos llamados a ofrecer una educación inspirada en la misión evangelizadora de la Iglesia, al estilo de Federico Ozanam, quien inspiró su obra en San Vicente de Paul. Y queremos que nuestro Proyecto Educativo Institucional (PEI) sea el marco que orienta nuestra función educadora diaria, en todos los niveles y funciones propias de la escuela.

Como centro educativo vicentino queremos ser presencia y testimonio de Jesucristo y de la Iglesia para cumplir con su misión evangelizadora, trabajando en la promoción integral de la persona humana, en el campo de la cultura y en el proceso de humanización de la sociedad, desde el profundo encuentro con el hermano necesitado. Ser luz en el mundo, formando una red de caridad, es lo que el beato Federico Ozanam quiso al fundar la Sociedad de San Vicente de Paul, a la cual pertenece nuestra escuela como una obra especial. Por ello somos una comunidad educativa particularmente solidaria, atenta a las necesidades del prójimo. Este núcleo vital y esencial debe encarnarse en un lugar y en un tiempo, en Córdoba, Argentina, que ya transita la segunda década del siglo XXI.

Nuestro proyecto educativo pastoral institucional nos brinda un horizonte de sentido para nuestro trabajo cotidiano. Vivimos en una sociedad, donde los cambios de paradigmas, la sustitución de valores fundamentales por una cultura líquida, relativa, cambiante, nos convocan diariamente a dar respuestas claras y comprometidas. Como educadores nos enfrentamos permanentemente al desafío de educar en la verdad, la libertad y el encuentro con Jesucristo y con el hermano en comunidad. Para ello necesitamos decisión, creatividad, trabajo y esperanza. Por tal motivo, revisar nuestro proyecto educativo es recrear nuestro marco de referencia para abordar las dificultades a las que nos enfrentamos cotidianamente, diseñando estrategias que permitan que nuestros alumnos se formen como personas, teniendo como eje y referente a Cristo.

Nuestro proyecto institucional, nos señala metas a lograr y el horizonte al que deseamos llegar en este tiempo y en el contexto particular en el que desarrollamos nuestra tarea educadora. Queremos brindar respuestas educativas pastorales desde una mirada comunitaria para construir una escuela que sea auténtico testimonio de Jesucristo al estilo de Ozanam.